el duelo en san valentin

Un San Valentín en duelo: el amor más allá de la vida.

El próximo viernes 14 de febrero se celebra San Valentín, el día de los enamorados. ¿Por qué celebramos esta fecha y quién fue este Santo? Cómo en muchas de las tradiciones, la historia y la leyenda se mezclan.

Se dice que San Valentín fue un obispo romano del siglo III. El emperador romano Claudio II prohibía que los soldados se casaran, ya que su principal misión en la vida era luchar y para eso era mejor que estuvieran solteros. Así que San Valentín, quién no estaba de acuerdo con esta decisión, comenzó a casar a los enamorados en secreto. Cuando el emperador descubrió lo que San Valentín estaba haciendo, lo condenó a morir decapitado. Y cuentan que esa fecha fue el 14 de febrero del año 270.

Muchas personas hoy en día celebran su amor el 14 de febrero y las principales marcas desarrollan cientos de campañas y promociones especiales para esta fecha. Como en todas las tradiciones San Valentín también tiene detractores, tanto que incluso se ha empezado a celebrar en España el día del soltero (11 de noviembre). Esta fiesta tiene su origen en China como símbolo de orgullo de las personas solteras. ¿Pero las personas solteras también se enamoran no? Sea como sea, el 14 de febrero será durante muchos años el día del amor en muchos rincones del mundo.

El primer San Valentín sin la persona querida.

Durante el primer año después del fallecimiento de un ser querido, la persona pasa por diferentes fechas importantes que tiene que vivir de una manera distinta. Esa persona no está de forma física para compartir momentos, emociones o conversar. Los recuerdos de momentos pasados se vuelven muy presentes y el proceso de duelo puede volverse más complicado: navidades, cumpleaños, aniversarios y también San Valentín.

el duelo en san valentin

Las emociones que nos producen fechas tan señaladas como San Valentín, pueden magnificarse cuando el fallecimiento es muy reciente o se está atravesando el año del duelo. Vivir la muerte de esa persona supone que los rituales cotidianos cambien por completo para la persona que continúa con su vida en esta tierra. Pero se puede aprender a vivir todos estos momentos desde el amor, aunque en un principio nos parezca imposible.

En San Valentín las campañas publicitarias se llenan de corazones, los comercios decoran sus escaparates y parece que todo el mundo demuestra más su amor. Pero te vamos a dar aquí algunos consejos para pasar el día de los enamorados desde el amor, mientras estás transitando el duelo.

¿Cómo afrontar el proceso de duelo en una fecha como el 14 de febrero?

El duelo es un proceso complejo en el que cada día es un reto para la persona doliente. Todas las fechas señaladas, sean públicas (como San Valentín) o privadas (el aniversario de noviazgo o boda), suponen un recordatorio ineludible de la ausencia de ese vínculo importante.

No es fácil transmitir pautas generales sobre cómo enfrentarse al duelo en determinadas fechas en las que se celebra el amor, puesto que cada persona tiene una serie de necesidades específicas que también se ajustan a la manera en la que ha vivido su relación. Sin embargo, sí hay algunos matices que podemos aportar de cara a afrontar el proceso de duelo en un momento como el 14 de febrero.

Listado de pautas para afrontar el duelo en San Valentín por Dopsi

Aquí te dejamos un listado de pautas para afrontar el proceso de duelo en San Valentín, elaborado por la psicóloga Irene Micó de Dopsi, gabinete psicológico de València.

  • No “esforzarse” por estar bien. Son fechas complicadas que, inevitablemente, nos afectan. Si necesitamos estar a solas o con determinadas personas en ese día, tratemos de respetar nuestras necesidades emocionales.
  • Hacer alguna actividad que se solía hacer con la pareja (bien solo/a o acompañado/a).
  • Tener presente que el amor por un ser querido va más allá de una fecha específica. Como suele decirse, “todos los días son San Valentín”, y es que el acto de amar es un proceso constante y un intento de mejora de la calidad del vínculo.
  • Por tanto, aunque una persona doliente no se encuentre con especial ánimo de pensar o sentir en estas fechas, nos es especialmente valioso resaltar que el amor a la persona fallecida no es menor por ello. A veces, simplemente, necesitamos también un descanso del malestar cuando estamos sobreexpuestos a muchos estímulos que nos causan dolor.
  • Planificar un pequeño objetivo. Algo que hubiese podido quedar aplazado con el fallecimiento de la otra parte y que, en honor a vuestro vínculo pero, especialmente, a ti mismo/a puedas volver a poner en marcha poco a poco. Este gesto reforzará el sentimiento de cercanía con la persona amada.

5 ideas para vivir el 14 de febrero en proceso de duelo

Rodéate de familia o amigos el 14 de febrero. La compañía es una de las mejores terapias y uno de los mejores pilares en los que apoyarte en fechas señaladas, si estás transitando un duelo por la pérdida de una pareja. Esto no resolverá la circunstancia vivida pero mitigará el dolor por la sensación de pérdida. Vivimos tiempos difíciles para estar con los nuestros, pero existen otras formas de conectar con nuestros seres queridos: convoca una videollamada, llamar por teléfono a esa persona que siempre está cuando la necesitas, busca el consuelo en el otro.

Acércate al cementerio o al lugar donde esparcisteis sus cenizas. Conectar con las emociones, sentirlas y tener un lugar al que ir a vivirlas es un buen ejercicio para estar en calma.

Escríbele una carta de amor. El ser humano necesita comunicarse, exteriorizar emociones e ideas. Utiliza una libreta, o el ordenador, y escríbele una carta de amor. Dile lo que sientes, cuáles son tus recuerdos y cuánto le amas. Vacía el alma y llénala de amor.

Escucha tu cuerpo. ¿Qué necesitas hacer hoy? Quizá nada de esto te apetece y prefieres quedarte en casa leyendo, viendo una película o realizando alguna actividad. Nuestro cuerpo es sabio y es importante darse cuenta de sus necesidades. Si lo que necesitas es un poco de soledad en San Valentín, hazlo. Como arriba señala Irene Micó de Dopsi «a veces, simplemente, necesitamos también un descanso del malestar cuando estamos sobreexpuestos a muchos estímulos que nos causan dolor».

Pide ayuda si la necesitas. Está bien dejarse ayudar por un profesional o personas de nuestro entorno cuando las circunstancias son demasiado dolorosas o todavía no se está preparado para gestionarlas. Un abrazo, unas palabras de consuelo o el simple hecho de sentir que alguien te escucha puede ser de gran ayuda.

Apoyo al duelo

Hemos acordado una colaboración con el gabinete de psicólogos de Dopsi para ofrecerte un nuevo servicio dedicado a ayudarte en el proceso de duelo. Puedes informarte en nuestra página sobre apoyo al duelo o contactar con nosotros para más información.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.